Interesante cruce de opiniones acerca de qué es o deja de ser el stand up en su versión “argentina” (si es que hay una versión argentina del stand up) se dió en la Revista Playboy. Reproducimos en primer lugar la nota de Augusto Tartúfoli, más conocido como “Tartu”.

STAND UP ARGENTO: Restos de un género muerto

Por Augusto Tartúfoli. Periodista. Secretario de redacción de la revista Pronto y panelista de “Am” y “Pm”.

El público argentino es el más fácil del mundo. Por ejemplo, si hoy en Twitter se agita la llegada de The Bolshoi, 25 years later, la gente que pague su entrada va a salir diciendo: “Uh, qué genial ‘Sunday morning’, uhh, uhh, ‘Sunday morning’”. En consecuencia, el theater-goer argie se rinde una vez que pagó la entrada. Eso permite que Buenos Aires tenga una concentraciónde actividad teatral tan alta como la de  cirujanos plásticos en el corredor Barrio Norte-San Isidro. Y la nueva estrella en el circuito es el stand up, un formato que murió en los Estados Unidos y cuyos resto llegaron a la Argentina. 

Pero, ¿qué es el stand up argento? Un micrófono que en algún momento acopla, una sala oscura que revienta con… qué sé yo… 150 personas y un comediante sin sentido del humor que habla de sí mismo y de todo lo que le sale mal, que es lo que nos sale mal a todos. En lugar de abrevar en la tradición del monólogo argentino de revista con exponentes como Pepe Arias, Dringue Farías o Verdaguer, el standupero local hace copy and paste de bromas que baja de jokedigest.com, si es que no se las usó todas Roberto Pettinato. Así, se deja todo contexto político y  social a un lado y se habla al ombligo de gente que tiene la panza llena. Entonces un trip al supermercado a comprar papel higiénico se transforma en una estúpida observación antropológica con aires de generalización  acerca de los hombres y las mujeres. “Los hombres doblan el papel antes de limpiarse la cola y las minas hacen un bollito” les parece  una revelación bíblica a las comediantes argies cuando podrían hacer bromas de los puticlubs de Zaffaroni o las vacaciones eternas de Macri. Pero no les da el cuero.

Por eso los chicos ven “Toy story” 70 veces: porque saben lo que va a pasar. Y esa es la crítica mayor al stand up made in Argentina: el contrato no incluye provocación, discurso crudo, mirada política. Más bien los excluye. Prefierenavegar blandamente por las  diferencias de género y la autodegradación sin ofender a nadie.

Los standuperos argies salen de caza con un anotador (Moleskine si son consagrados, Éxito si recién empiezan) y recogen todo lo que les parece gracioso. Con un auditorio en mente, claro: los 150 plateístas que pagaron la entrada yque se van a reír y a festejar cuando desde el escenario se les diga:  “No los estoy haciendo reír, ¿no? Es que tengo hemorroides. O dolor de muelas. O espasmos en la espalda. O mi novia se cayó en un pozo ciego… Gracias, Vicentico, me salvaste el remate”.

Creer que hay una movida stand up es exagerar la nota. Es como hablar de los fanáticos de teatro del absurdo porque hay 150 limados que siguen cada puesta de (Eugène) Ionesco que se monte. Lo que sucede con el género en versión argentina es que sus celebrities generan following. Entonces hay una complicidad tal entre fans y comediantes quedesde  el escenario les dicen: “Gracias a ustedes que dejan $ 100 para que yo cambie el deck de la pileta de Ayres del Pilar. Pero les aviso que voy por la venecita, así que, desde septiembre, el nuevo show vale $ 150 y más vale quevengan con un amigo”. Y los adolescentes (en  sus dos formas, teen y tardíos) festejan casi haciendo mosh.

Es que en la escena stand up argentina se recrea una paradoja. Quizás, el standupero ha leído Bola de cebo, de Guy de Maupassant, pero su público hardcore quiere que le digan que las mujeres manejan mal y que a los tipos les gusta un pete mientras miran fútbol. Es la famosa paradoja Natalia Oreiro,  que escucha a Janis Joplin, se caracteriza como Betty Page y sus fans son nenas de 9 años que cantan “Tuve tu veneno, tuve tu amor y también tu fuego”. Entonces todo se transforma en una relación especular  entre emisor y receptor, de modo tal que cualquiera que está sentado en las butacas puede subir, hacer un open mike y decir, más o menos, las mismas cosas que dice un standupero. El tema lo estudió, en serio, el filósofo italiano Umberto Galimberti (el Galimberti bueno) que dice que hoypor hoy cualquiera puede ser presentador  de noticias en la tele, porque lo que dice Santo Biasatti o Guillermo Andino es lo mismo que podría decir cualquier vecino indignado de Caballito. No hay abstracción ni editorialización: sólo hay repetición de lo que se ve. Que para las psiquis aniñadas es un seguro contra todo riesgo. Es la razón por la que los chicos ven Toy story 70 veces: porque saben lo que va a pasar. Y esa es la crítica mayor al stand up made in Argentina: el contrato no incluye provocación, discurso crudo, mirada política. Más bien los excluye. Prefiere navegar blandamente por las diferencias de género y la autodegradación sin ofender a nadie.

Ya lo dijo (Gilles) Deleuze, queridos standuperos, la creación no es el asunto de uno, no es contar mi tristeza por la tía que se murió, es hablar por los otros y para los otros. Y en el stand up argie de sí mismos. Y para sí mismos.

Obviamente, desde este humilde lugar, disentimos. Y vos, ¿qué opinás?

Fuente: Revista Playboy Argentina

23.9.2011
 

Author: Stand Up Time!

Stand Up Time! es un magazine online sobre stand-up comedy, en español. ¡Este que estás leyendo!
Además, producimos shows en teatros, y stand up para eventos.

Comentarios

  1. Gaby dice:

    No entiendo el sentido de mezclar escritura en español con palabras en inglés, y porque hace revisionismo histórico tan detallado del stand up. Tartu, no vas a parecer más inteligente de ninguna de las 2 formas, sos boludo, BO-LU-DO. Dedicate a lo tuyo, quedate en el laburo de hablar/inventar idioteces sobre otra gente, y no quieras meterte en temas donde claramente no tenés idea.

  2. Tito dice:

    En primer lugar quisiera decir que creo que tiene razón. Sacado todas las connotaciones negativas que pueda tener este individuo (de cuarta? tal vez), lo que dice en esta ocasión es, en su mayoría correcto. En lo que se equivoca, a mi entender, es en negar una existente y creciente movida del Stand Up en Buenos Aires (y expandiéndose). En lo que si acierta es que la calidad no siempre es destacable. Pero también es lo esperable. Siempre que haya una gran movida cultural en un momento y lugar en particular, aparecen muchos más oferentes que demandantes de este arte, por el simple hecho de que (y aqui concuerdo con el Sr. Tartu) la gente piensa “si el puede, yo también puedo”. Y como siempre, surgen buenos productos originales, malos productos originales y malas imitaciones. El hecho de que hoy nadie recuerde a los “American Beatles” habla de que el tiempo hizo su trabajo. Y lo hará con los cientos de emergentes standaperos que no den la talla para ser el próximo Campa, Rocco, etc. Surgen día tras día escuelas de Stand Up, que producen decenas de egresados que saturan al mercado de monólogos idénticos, poco originales, que solo sirven para alimentar este tipo de opiniones.
    En cuanto a lo foráneo del género, me parece una queja absurda, ya que casi toda nuestra cultura es, a fin de cuenta, importada, y no hay nada de malo en ello. Si veo como una falencia la falta de opinión política, social y cultural en general. No hay casi standapistas que se metan a hacer humor político, y si los hay no creo que sean bien recibidos, porque la gente “no quiere escuchar esas cosas un viernes a la noche”. El grueso de los standapistas subestiman a su publico ofreciéndole relatos repetidos hasta el hartazgo, chistes bajados de internet, juegos de palabras boludos. Y la gente consume lo que le sirven; y hasta llega a pensar que es lo mejor que puede recibir.
    Se podría hasta decir que la opinión de este sujeto es valorable, si no se le notara su necesidad de ostentar, sus citas innecesarias a autores europeos y su retraso cultural. Fuera de ello, comentarios como que de “Gaby”, aca arriba, muestra a las claras la falta de autocrítica que hay en el ambiente.

  3. "Gaby" dice:

    Perfecto, me encanta la autocrítica. Vos en que show de stand up estás? Digo…

  4. ‘ “Los hombres doblan el papel antes de limpiarse la cola y las minas hacen un bollito” les parece una revelación bíblica ‘. Tartu, tu laburo consiste en saber cuántos bollitos necesita Wanda Nara para limpiarse el culo. Qué es más bajo?

  5. Santiago dice:

    El tiempo pone las cosas (y las personas) en su lugar. Seguramente dentro de unos cuantos años algunos recuerden a Campa, Malena Pichot, Selci, Juan Barraza, Mellera, Lavenia, la banda de Cómico y DA1…como gente sabía hacer reír, que los hizo pasar al menos un buen show. Ahora…¿en qué mesa familiar del 2020 se va a hablar de Augusto Tartúfoli? ¿Cómo va a trascender este tipo?

  6. […] stand up es furor en Latinoamérica, de esto ya no hay duda, pese a que algunos digan lo […]

  7. Soy el primero en criticar al stand up cuando lo veo. Siendo monologuista me cuesta a veces disfrutar de un monólogo porque lamentablemente estoy más pendiente de cómo lo estructuró, de cómo llegó a ese gag, a algunos los veo venir, otros pienso que fueron extraídos de cierto lugar, y otros lamento mucho que no se me hubieran ocurrido antes a mí. Crítico la reiteración de temas y las similitudes constantes de bits de monólogos cuando ves un par al hilo. Con esto, me refiero a que la autocritica la tengo instalada, porque cuando es mi turno, soy el primero también en criticarme.

    Dicho esto, este tipo no puede estar más equivocado. Si alguien coincide con él, tiene que estar muy fuera del ambiente stand up. Menciona que cualquiera del público podría pararse en el escenario y decir lo mismo que el comediante, menospreciando lo más importante: El humor que éste pueda causar. Porque al escenario se puede subir cualquiera pero vamos a ver si logra el mismo resultado.

    Por otro lado, citar filósofos de siglos pasados para afirmar sus pensamientos, es como decir “Miren que sé quien fue Descartes, eh, no soy ningún gil”. Podés tener de memoria todos los poemas de Dylan Thomas, no me importa, pero te suceden las mismas cosas que nos suceden a todos, y de las que tanto hablamos durante un monólogo. Que te guste Nietzche no va a evitar que te pongan un ápodo, que te deje una novia o que tu familia te menosprecie.

    Saludos.

  8. M.Cabrera dice:

    Una persona de los medios disminuida en su ego por una catástrofe capilar y el mal gusto en su vestir difícilmente pueda derimir entre lo que es gracioso o no, simplemente porque tiene trastocado el sentido mismo de su triste existencia.
    Lo que si hay que reconocerle que tiene un admirable encanto a la hora de presentar las miserias humanas del ambiente artístico con una convicción y una certeza que dejaría sin palabra al mas avezado de los Venturas y Riales.
    Estimado ex-gordo, víctima del síndrome de abstinencia del choripán (déjele la miga, por favor).hágase cosquillas con el triangulito de la pizza en el ojete, quizas no le cause gracia,pero a lo mejor descubra una sensación bastante parecida a lo que sienten las personas que sobre un escenario hacen (o intentan) hacer reir…le llamamos orgasmo.

  9. Pablo dice:

    Esta buena la nota, en cuanto al stand up y al pueblo argentino, pero no creo que este muerto ni que la gente sepa con que se va a encontrar.
    Es verdad que hay grupos malos y personajes muy repetitivos, pero tambien hay quienes cambian y sorprenden. Federico Simonetti haciendo Stand Up es un caso!
    Tambien en lo que vi ultimamente, mezcla de stand up con personajes, o humor tipo cafe concert me gusto Malenka y Jose Luis Alfonso.
    Tambien hay una camada de nuevos humoristas haciendo stand up, hay que darles un poco de tiempo, quiza hablan de los mismos temas, pero con una mirada muy diferente, y mas actual.

  10. diego dice:

    leo esto y le ofrezco que suba a un escenario 20 minutos y logre una risa o aplauso cada 20 segundos hablando de este tema. no se quien es este tipo, jamas lo vi, lo que entiendo es que, por ahi su sentido del humor esta mas alla de la comprension humama, y se identifica con otras cosas, o no vive en argentina, o su nube de pedo, y por lo que leo en los comentarios “vivir pendiente de la vida de otros” no la da tiempo para ver q esta perdiendo detalles de la vida cotidiana, una lastima. solo se me ocurre decirle, pobre gil.

  11. Carol dice:

    Coincido con los comentarios anteriores en cuanto a que hacer reir no es tan fácil como parece y que hay mucho comediante malo o novato..Como en el medio de la televisión o en otros , no siempre los lugares están ocupados por los más capacitados..Hay comediantes como Carlos Balmaceda que no dejan de lado el contexto social y político ..Evidentemente no ha investigado lo suficiente como para emitir una critica autorizada el sr Tartufoli..

  12. Carol dice:

    Algo más: el género no está muerto en Estados Unidos , si bien pasó por un momento en el cual había caído, resurgió de la mano de Chris Rock. Actualmente es una tradición y existen muchos clubes de comedia a lo largo de todo ese país. Google, Tartufoli, google…

  13. Krdo dice:

    Bueno…no se puede esperar algo mejor de una nota redactada por un carroñero que vive de la vida del prójimo y quiere sonar “cool” invocando a pensadores de antaño. Es decir, esta bien que tipos como este escriban notas de este tenor…
    Sin perjuicio de ello es verdad que anda mucho sanatero suelto, pero la gente que va a ver stand-up no es idiota y en todo caso no los volverá a ver ni recomendar. Ahora hay algo que no se puede dejar de lado y es que algunos mencionan a los novatos y principiantes que pululan buscando su lugar en el medio en el sentido peyorativo; señores, si en la medicina (profesión mucho mas compleja que la de hacer reír…con todo el respeto que esta se merece) los noveles graduados deben hacer una residencia bajo la supervision de un medico experimentado aun después de haber estudiado unos ocho años, no pueden pretender que todos la tengan clara de entrada. Es decir, aun Rocco fue principiante alguna vez…
    Por ultimo, noten que esto de mezclar términos en ingles con el español para seguir intentando sonar “cool” no es sino el “spanglish”, un pseudo-genero lingüístico que esta visto como una de las manifestaciones de la miseria humana en los países anglosajones. Que lo tenga en cuenta para que la próxima que no le salga el tiro por la culata…como ahora…

  14. Nati dice:

    Coincido solamente en el hecho de que las diferencias de género y la autodegradación son un lugar común del stand up. Pero justamente creo que el desafío es romper con eso y poder generar provocación, mirada política y observaciones que despierten la sensibilidad de los espectadores siempre y cuando se cumpla con el hecho de que el stand up busca disparar la risa desde la identificación. Si hay una movida o un auge o como quieran llamarlo también hay quienes se destacan. Creo que “Tartu” no está viendo algo importante: que el stand up le da voz a quienes nunca la tendrían en la televisión, ni en el teatro maipo y la gente evidentemente quiere escucharlos.

  15. flora dice:

    che, en lugar de ponernos a decir cosas, digamos lo que va. un pelotudo.

  16. Mariano Potel dice:

    Ay Tartufoli!!!
    El chusmerio ya no es lo que era antes,.. que veiamos a un Lucho Aviles contando rumores verdaderamente trascendentes…..no como ahora que una serie de chimenteros ignotos, cuentan la vida de personajes mas ignotos aun haciendo de la tele un diario intimo comunitario que a nadie le cambia importa……. levantando chismes de otros programas de chismes,demostrando que en Argentina es posible reciclar la basura… Ay !!si mi vecina, la chusma de enfrente se levantara de la tumba y viera lo que han hecho con su arte…..o como diria Moliere:” Liberen a mi obra del apellido de este muñeco!!!”

  17. Christian dice:

    ¡Quien es tontón… torntun, torto o como se llame? ¿¿¿El stand up es estados unidos murió??? ¿Qué diarios lee Tontón?
    La falta de sexo y el fracaso por falta de talento, como el de tontín, hacen que destilen una bronca y envidia a los demás artistas con tantas incoherencias como las que intenta escribir con un esfuerzo tremendooo.

  18. Robert dice:

    Me parece una lastima que se haya puesto el nombre del autor en la nota, porque desvió todas las criticas que podía tener. La nota es provocadora al género, y hubiera estado bueno que se centren en eso, y no en quién lo dijo. O sea, todos sabemos quién es el tipo, pero devuelvan la piña con altura, no con otra patada abajo.

    1. Stand Up Time! dice:

      Que alguien critique al autor y no a lo que dice, no es causado porque se mencione quién es el autor en la nota. Es un problema de argumentación de la persona que comenta.
      De hecho, no tendría sentido poner una nota de otra persona sin mencionar quién es.

      Saludos.

  19. Ian dice:

    Me divierte mucho el stand up. Veo algo en youtube cada vez que tengo tiempo y lo que dice el periodista de la nota me parece una critica aceptable. Puede ser que yo no este metido en la movida, es decir, ir a los teatros o cafes y que por eso me paresca que el stand-up local solo habla de aventuras cotidianas que nos identifican a la mayoria.

    Estaria bueno un poco mas de critica politica para tirar abajo el mito de que el stand-up argento es de judios y/o gente cool descontracturada.

    Propongo stand-up nacional y popular para todos y todas,

    Atte,un admirador de SU arte.

  20. Saurio dice:

    En parte podríamos decir que tiene razón. La misma razón que tendría alguien que diga que la arquitectura argentina es una mierda porque la mayoría de las cosas que se construyen en Capital son una bosta poco imaginativa hecha con materiales de mala calidad y generalmente afanada de arquitectos extranjeros. Sí, de acuerdo, hay muchos arquitectos pedorros y hay muchos standaperos pedorros. ¿Y? ¿Basta eso para decir que el stand up o la arquitectura son una mierda?
    Qué sé yo, sí, uno (yo, concretamente) abusa de la autodenigración al hacer su monólogo pero, bueno, yo siempre estoy autodenigrándome (conversar conmigo es escucharme hacer un monólogo improvisado e irrepetible), así que las pocas veces que subí a un escenario no hice más que hablar de mí tal como hablaría con un amigo, sólo que de modo más organizado y menos caótico. Y trato, en la medida de lo posible, de hacer un monólogo que obligue a un trabajo intelectual al espectador, quizás no tanto como el que le obligo a hacer a mis lectores cuando escribo cuentos porque, bueno, no tienen tiempo de rebobinarme en vivo para así captar los múltiples niveles de sutileza semiótica de mis chistes y todas las cosas que le gustarían oír a este buen señor. Uno trata de hacer un producto digno pero no uno que implique que el espectador tenga que tener la wikipedia y las obras completas de Barthes a mano para decodificar el chiste.
    O sea, la nota es, en su mayor parte, la falacia argumentativa del “cualquier idiota puede hacerlo así que no vale la pena”. OK, pero son sólo unos pocos idiotas quienes efectivamente lo están haciendo, y hasta algunos lo están haciendo bastante bien. El día que todos los idiotas lo hagan y puedan sostenerlo, hablamos.

  21. David dice:

    Tartu, queres hacerte el intelectual escribiendo con terminos en ingles, haciendo un “flashback” sobre el humor (uy!!! meché una palabra en ingles como tartu!!! Que feo se siente ser tan PELOTUDO), disminuyendo a la gente que hace un gran esfuerzo por hacer reir a la gente, un recurso que falta y en abundancia. Es cierto que hay muchos Standuperos que son malos, pero siempre hay dos o tres que saben hacer reir al publico, y cada cual hace el humor que quiere y si no revuelven la mierda referente al humor politico es porque quieren que su publico se olvide ese rato de tanta basura dirigente quizas, nunca pensaste en eso? Aparte vos, JUSTO VOS?!?!?! que te pones en AM “un eterno intento fallido de imitar a “Mañanas informales” delante de una pizarra con fotitos a ametrallar a los televidentes con una andanada de pelotudeces que no hacen reir a nadie… No tartu… las risas las pone el director… no Tartu pensaste mal, tenes menos humor que Sin Codificar !!!

  22. Martín dice:

    Se instaló como el anti-stand up de los periodistas. Al menos tiene eso para diferenciarse de la manga de mediocres que pululan en los medios y de la que él forma parte. Una grosera lista de generalidades. La generalización es la muerta del arte y del periodismo también. Un berreta más.

  23. Juan dice:

    Quien sos tartu, TARTU, con q sentido puede venir a hablar un tipo q se hace llamar ” TARTU ” es como una tarta muy afeminada nose no entiendo.
    en fin un tarado se cree q porq vivio en ee uu es mas y sabe mas que acaa.. subite a un escenario alguna vez a hacerlo y despues hablá,
    me da el estereotipo de periodista q se quiere hacer el COOL diciendo ay esto es una mierda porq en 25 years en usa y demas cheto y boludo chau

  24. claudio dice:

    No coincido con el 100% de lo que expone pero realmente coincido plenamente en esto y es algo que nadie puede negar:
    “Por eso los chicos ven “Toy story” 70 veces: porque saben lo que va a pasar. Y esa es la crítica mayor al stand up made in Argentina: el contrato no incluye provocación, discurso crudo, mirada política. Más bien los excluye. Prefierenavegar blandamente por las diferencias de género y la autodegradación sin ofender a nadie.”

    Con la finalidad de hacer reir cueste lo que cueste la mayoria de los standaperos se queda en la facil de no MOLESTAR a nadie… ya que es mas COMERCIAL hablar de los papeles higienicos o de las diferencias de entre hombres y mujeres que de cuestiones sociales comprometidas. La realidad es esa de cada 100 shows de stand up de capital 1 vas a ver que tiene algo de critica…desde mi punto de vista LAMENTABLE.

  25. No entendi nada, que raro que habla este tipo.
    Aparte me falto un poco de coherencia, vamos, el asunto es hacer reir o ser un concientizador social?.
    Me saco la peluca por aquellos que puedan hacer homor con contenido social, pero respeto y me alegro que exista el humor a traves de lo cotidiano, el facil de digerir ya que para mi el objetivo es ese… reir y hacer reir.
    Otras 2 cosas: 1, ¿150 personas?, 2 Descubri mi costado femenino, yo hago bollito tambien

  26. KARRU dice:

    Es innecesario, para expresar una opinión muy acotada por cierto, en parte por la desinformación y la mala interpretación de quien pretende comunicar, apelar a literatura extranjera, a modo de “pelo mis conocimientos” o “re- leí muchos libros…” Tartu, tu opinión podría ser acertada si te hubieras informado bien, no fue el caso, SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE, se “baja línea” los comediantes, con mayor o menor talento, con más o menos aciertos en el escenario…. exponen su punto de vista. Algunos incomodan bastante, otros se quedan en los lugares comunes y en temas más trillados y qué??? Vos trabajás en la revista Pronto, creo que sos su director y eso no te hace menos que el director de la revista El Amante, por ello creo que cada persona puede hacer lo que le parezca en el escenario y que el público lo juzgue. Te comento, que los que se suben al escenario, preparan sus textos…. no se para uno que vió luz y se “trepó” al mic, El stand up no está definido como humor político, aunque hay y del bueno, Carlos Balmaceda, Gustavo Berger, Pablo Fábregas (en +Canchero, hace una crítica acerca del problema de desempleo), hay muchas comediantes, que exponen como los medios de comunicación las ubican en estereotipos poco realistas, a veces hay que saber leer entre líneas. Te invito a recorrer el circuito, te aseguro que te sorprenderás gratamente, porque algunos serán horribles, otros muy buenos, pero todos, todos comunican!!! Saludos!!

  27. Sebastian Crespo dice:

    En mi opinión, lo que este periodista hizo en esta nota, es llenar un par de páginas y cumplir con la editorial, como lo haría un estandapero principiante que no llega al día de la muestra y se baja 3 o 4 chistontos de internet, simplemente no hizo un buen trabajo.
    Subestima al publico al no creer que es capaz de notar que si va a un Show en una sala de más de 500 personas y paga $150 la entrada se va a encontrar con un espectáculo de calidad y si va al pubcito de 50 puf y paga $60 a 2 X 1 puede arriesgarse y quizás sorprenderse. y creo que una de las cosas hermosas que tiene la movida hoy por hoy es eso, las sorpresas que salen de los cursos y talleres con materiales buenísimos…
    Por otro lado, claramente no fue a ver Stand Up, porque si dice que no hay provocación, discurso crudo, mirada política, es porque no conoce los excelentes monólogos de los principales profesionales del genero, que verdaderamente se la juegan y te vuelan la peluca…
    (Lo logre.!! Opine sin dar nombres..!!)

  28. Gabriel Kalenberg dice:

    Creo que la nota en sí no merece re lectura ni comentario alguno, ya que está viciada de nulidad desde el comienzo.

    Periodísticamente hablando, es como si yo dijera que el 80% del público cree que soy un comediante genial. Pero… ¿a cuántos encuesté? A 10 personas nomás.

    ESTO ES IGUAL. Toda vez que se refiere al stand up argentino, lo hace con la infantil idea de que puede encontrarse un genoma común a todos… cuando muy probablemente el autor sólo haya visto el show de un par de consagrados y uno o dos shows semi-amateurs.

    ¿Esa es la muestra sobre la que basa su editorial? Pues bien: tiene tanto fundamento como intentar generalizar a quienes compran papel higiénico. O sea: nada.

  29. Nombus dice:

    Coincido bastante con el autor, pq ya vi varios episodios de Comedy Central con los SUps locales y el 90% habla del más de lo mismo (tengo novia/o, las relaciones son complicadas, soy madre/padre, los tipos no se juegan, las minas son trolas, bla, bla) El único original dentro de todo me sigue pareciendo S.Wainrach con perlitas del tipo “al menos en un cortejo fúnebre viajás en un Mercedes Benz”. Pagar 80/100 mangos para un copy/paste USA tampoco me cierra. Es que no todos pueden ser Seinfeld…Ese sí que debe tener el deck hecho con lingotes de oro…Y se lo merece.

Stand Up Delivery