Bruno Lazzaro le hace una muy interesante entrevista a Sebastián Wainraich en la Revista Veintitrés:

[quote_box_center]

–Durante el monólogo del primer programa aseguraste que la televisión está llegando a su fin. ¿Sentís que eso sucederá a corto plazo?
–Quizá fui demasiado tajante pero, aunque lo creo, es un proceso lento. Tengo un sobrino de 14 años que a la hora de buscar lo que quiere ver no va a la televisión, sino a la computadora. Los únicos que van a sobrevivir son los acontecimientos deportivos y, quizá, los noticieros.

–En la televisión local, los late night show nunca lograron lo que ocurre en Estados Unidos, donde son de los programas más vistos. ¿Qué es lo que te atrapa de este formato?
–No se hicieron muchos, pero el hecho de que sea en cable me permite jugar con algunas cosas que en la tele de aire no andarían.

–¿Por qué?
–Porque terminás hablando de Doman, que no sería muy grave, o del secuestro de una chica. Y de golpe en tu programa aparece un abogado penalista que no sabés bien qué hace ahí, pero está.

–¿Hay límites a la hora de ganar la risa?
–No tengo un límite moral, aunque quizá sí una moral inconsciente. Pero chistes con Cromañón no voy a hacer porque no me causa gracia. Me genera rechazo. Con la Segunda Guerra Mundial, hago.

–¿Cuál es el criterio?
–Me lo pregunto muchas veces. Y me parece que tiene que ver con el tiempo y la distancia.
–¿Qué tipo de humor es el que no te gusta?
–No me gusta provocar. No me gusta la mala onda. Me gusta el humor que desafía. Preguntar, pero no voy al choque porque sí porque provocar es simple.
–En la televisión te permitís reír, algo que, a menudo, no sucede en la radio ni en el teatro. ¿La televisión es un lugar en el que hay que apelar al actor?
–Es una buena observación, pero ojo que me río de verdad. El tema es que no sé si alguien espera que un conductor se ría. Pienso en Tinelli y quizá sí.

–Nombrás a Tinelli. Él y Pergolini fueron muy cuestionados por hacer el mismo programa durante muchos años. Vos ya llevás siete años con Metro y medio. ¿Los programas tienen fecha de vencimiento?
–Hay un gataflorismo con eso. Si hace lo mismo, porque hace lo mismo. Y si cambia, gustaba más lo de antes. En la radio nos vamos renovando. Si escuchás el programa de hace seis años y el de ahora, es otro. Porque nosotros cambiamos.
–Pero eso lo sentís más vos que el oyente.
–Es probable, pero el oyente va cambiando también. En estos años seguro hay un oyente que se recibió, tuvo dos hijos, se fue a vivir a tal lado y se le murió tal pariente. Pero el programa siempre estuvo.

[/quote_box_center]

22.10.2013
 

Author: Stand Up Time!

Stand Up Time! es un magazine online sobre stand-up comedy, en español. ¡Este que estás leyendo! Además, producimos shows en teatros, y stand up para eventos.

Stand Up Delivery