Pablo Fábregas, productor, guionista y comediante, brindó una entrevista al magazine Maleva, y habló un poco de todo. Entre este todo, de stand up:

Cambiando un poco de foco y yendo al teatro, ¿Por qué elegiste hacer stand up

Yo no sé cuánto elijo. Me gustó, lo tomé, lo agarré y avancé. Creo que ese tipo de humor estuvo presente en mi vida desde que tengo uso de razón. Así que más que una elección, estaba conmigo. Vuelvo a lo mismo… Mel Brooks, Woody Allen, Monty Python en sus películas, Benny Hill. Ese humor estaba dando vueltas. Antes en el secundario empezaba a consumir el humor inglés, pero mucho. Y después lo que era más natural, el humor norteamericano. En casa mi viejo siempre enamorado de los italianos. Así que el día que dije “vamos a hacerlo” me di cuenta que tenía unbackround de veinte años.

Estaba en la esencia

Ya estaba ahí adentro. Y cuando me subí a un escenario dije “esto está buenísimo”. Aunque de principio no estuvo buenísimo.

¿Por qué?

Porque no lo disfrutaba. Porque era el objetivo de la risa en lugar del placer de estar ahí arriba. Y al principio algo pasaba en mí que no generaba esa adrenalina con la que yo me desvelo. Y un día pasó. No sé qué día fue pero un día subir al escenario era la adrenalina de hacer un laburo genial y ver a la gente que la pase fantástico con esas caras dobladas de risa. No pasaba mucho, pero cuando pasaba era genial. Hoy en día termina la función y no me puedo ir a dormir hasta después de dos horas.

Existe una importante oferta de obras de stand up hoy en Buenos Aires, ¿en qué crees que se diferencia la obra #Canchero?

En principio creo que tenemos un buen nivel. Tenemos un buen nivel de risas. No somos los mejores, ni nos la creemos. Pero tampoco creo que exista tampoco tal cosa como “el mejor” en el stand up. No sé si en alguna disciplina existe. Pero creo que conseguimos esta cosa de que te sentaste, empezó el show, te comenzás a reír y casi ininterrumpidamente con puntos más altos o más bajos te vas a reír hasta el final. Conseguimos una buena respuesta a base de laburo por supuesto. A base de “esto funciona, esto no, discutamos, trabajémoslo”. Eso creo que no se da en todos los espectáculos de stand up. Se da en bastante pocos y por suerte pertenecemos a ese grupito. Y también ofrecemos algo que siempre está en duda en el stand up. ¿Por qué? Y creo que porqué te sentaste, te bañaste y porque creo que me gusta tratar de darte otras cositas. Los chistecitos del teatro negro, esta cosa de que bailemos, de ponerle luces, de ponerle una intención extra. No creo que la gente se vaya diciendo “qué genial que fue todo eso que no fueron las risas”, pero creo que en el combo y para el esquema nacional o porteño si se quiere en el que se mueve el stand up, digo que es un formato raro pero me parece que sumamos. Es un plus. Me parece que cuando hiciste la cuenta de lo que pagaste, lo que te costó llegar y lo tarde que arrancamos, te vas más contento y te vas mejor predispuesto a recomendarlo.

Leé la nota completa acá: http://www.malevamag.com/index.php/me-molesta-ser-espectador-pablo-fabregas/

11.3.2013
 

Author: Stand Up Time!

Stand Up Time! es un magazine online sobre stand-up comedy, en español. ¡Este que estás leyendo! Además, producimos shows en teatros, y stand up para eventos.

Stand Up Delivery