Esta entrevista a Margaret Cho contiene algunos puntos de vista un tanto polémicos sobre la comedia. Por ejemplo, su mirada sobre “ser gracioso” versus “ser comediante”. Me animo a decir que lo que quiere transmitir es “con ser gracioso no alcanza, ser comediante es un trabajo mucho más arduo y metódico”. 
Otro punto interesante se refiere al feedback que recibimos y cómo puede afectarnos. En la nota, Cho da el ejemplo de su experiencia en “All american girl” y lo que no cuenta es que gracias a esos comentarios desafortunados de los productores sobre su peso y su apariencia, ella decidió encarar una adelgazamiento extremo que en un par de semanas derivó en una insuficiencia renal. 
Es evidente que Cho aprendió la lección de a quién escuchar por el camino difícil. Que lo disfruten! 
– Alejandra Bavera

 

Mejor conocida por su estilo de personalidad “en-tu-cara” y su sentido del humor atrevido, Margaret Cho es también música, diseñadora de moda y actriz en el programa de televisión Drop Dead Diva (al momento de publicación de esta nota en su quinta temporada). Aquí, la “Notorious C.H.O.” comparte algunos de sus secretos para el éxito.

La comodidad está sobrevaluada

Cuando estoy en el escenario haciendo stand-up, mi objetivo principal es entretener, pero si también incomodo un poco a la audiencia, eso es bueno. Creo que es necesario un cierto nivel de intensidad con todo tipo de performances y todo tipo de arte. Cuando veo comedia, cine o música, estoy buscando algo que me desafíe. Supongo que cuando la gente usa la palabra “incómodo”, le ponen un giro negativo a lo que yo llamaría crecimiento.

Si sos gracioso, no te metas en la comedia

Es un error creer que ser comediante se trata de ser gracioso. La mayoría de los comediantes que conozco no son realmente muy graciosos.  La gente naturalmente graciosa no se mete en la comedia: son personas despreocupadas con una actitud liviana hacia la vida, mientras que los comediantes son muy analíticos. Escribo un material, lo pruebo en un show y vuelvo al texto, le agrego cosas, le quito cosas, trato de averiguar si hay una mejor manera en la que pueda presentar la información. Cuando le doy consejos a los aspirantes a cómicos, siempre insisto en lo importante que es probar un material varias veces incluso si no está funcionando. A veces el problema no es el material, sino la forma en que está siendo comunicado.

No todo consejo es un buen consejo

Escuchar las críticas es una parte importante del negocio en el que estoy, pero es importante tener en cuenta que sólo porque alguien te está dando feedback eso no significa que ese feedback sea valioso. Cuando estaba haciendo mi programa de televisión All American Girl hace varios años, había un productor que me decía que yo era demasiado asiática y otro que me decía que no era lo suficientemente asiática. Me di cuenta de que ellos ni siquiera entendían lo que estaban diciendo y que no tenía ningún sentido. A veces a las personas se les paga para dar una opinión, entonces lo hacen porque es su trabajo y porque necesitan validar su existencia. Aprender cómo y cuándo seguir tu instinto es algo que toma tiempo, práctica y experiencia. Las influencias externas son inevitables. El reto es averiguar qué es un buen consejo y qué es solamente alguien hablando.

La fama no es un objetivo

Trato de escribir un chiste, una canción o algo creativo todos los días. No necesariamente para mostrarlo o hacer algo con eso, sino para ser creativa. Tengo un amigo con el que tenemos el reto “canción al día”. Nos enviamos una canción nueva cada día a través de iPhone Memos. Es algo muy divertido y me mantiene activa. Trato de definir mi éxito por lo mucho que disfruto algo. La gente entra en el negocio del entretenimiento porque quieren ser famosos, y no debería tratarse de eso. La fama no es una meta. Amarse a sí mismo, amar lo que haces, esas son las cosas a las que la gente debería aspirar.

Escuchá a tu Seinfeld

Al principio de mi carrera gané un concurso cuyo primer premio era abrir para Jerry Seinfeld. Él me dijo que debía abandonar mis estudios y convertirme en un comediante de tiempo completo. Eso fue muy valioso para mí como joven comediante. En realidad, en ese momento yo ya había abandonado mis estudios y estaba haciendo lo que él me decía que debía hacer, pero no me animé a contárselo.

21.8.2014
 

Author: Alejandra Bavera

Alejandra Bavera es comediante, guionista y productora. Hace stand up en "Snorkel Stand Up" y "Ay, ellas!". Escribe guiones para radio y tv. Produce "Cosa de Minas". facebook.com/AlejandraBavera

Stand Up Delivery