Los locales de ropa tienen un propio ecosistema, fauna que va desde el Kosovo de shopping hasta el mismísimo pogo textil ante una oferta. Tenemos aquí, a las mujeres en los locales de ropa.

Las “Histéricas”: esta es a la que le gusta probarse todo pero nunca lleva nada. Lo peor es que la tiene a la vendedora atrás, alcanzándole talles, colores y finalmente se va sin comprar. Es la calienta chota textil.

Las “Show de Ante Garmaz”: esta es la que arma un desfile en el sector de probadores. Ella necesita salir del probador para verse en los otros espejos y todas las que estamos esperando para probarnos tenemos que ver como le queda. Va, viene, se hace un recogido en el pelo, se mira de un costado, de otro, de espaldas. Te dan ganas de apurarla: DALE TERESA CALANDRA!!! EN 15 MINUTOS TENGO QUE ESTAR EN LA OFICINA, NO VAS A IR A LA ENTREGA DE LOS OSCAR CON ESE VESTIDO DE $150!!!

Las “teens”: esta es la que deja el probador hecho un quilombo. Perchas tiradas, remeras dadas vueltas, paquetes de papas fritas. Te toca entrar al probador después de ella y te dan ganas de correrla por todo el local al grito de: “VOS NO SALIS HASTA QUE NO ORDENES ESTE PROBADOR”.

Las “señorita maestra”: esta es la que después de probarse le entrega todo prolijo a la vendedora. Ella dobla los pantalones y las remeras, devuelve las camisas con sus percha correspondiente, y si la apurás, saca un Mr Músculo de la cartera y te limpia el espejo.

[quote_box_right]Lo peor es que la tiene a la vendedora atrás, alcanzándole talles, colores y finalmente se va sin comprar. Es la calienta chota textil.[/quote_box_right]Las “Radioteatro”: estas son las amigas que se van a comprar ropa juntas y mientras se prueban hablan de probador a probador. A veces son tan entretenidas las charlas que te dan ganas de sentarte en el probador con un cafecito a escuchar como termina la historia.

Las amante: esta es la que siempre deja marcada con rouge la ropa que se probó.

Las susano: esta es la que le encanta revolver los canastos.

Las toc: esta es la que cuando lleva una prenda, le pide a la vendedora si no le puede dar una del depósito y no la que esta colgada.

Las ciclotímica: es la que se prueba una prenda, la lleva, pero a la semana vuelve a cambiarla.

Las okupa: esta es la que va a comprar con la madre o con una amiga para que le alcance talles y colores mientras ellas se quedan “aguantando” el probador.

Las Maru Botana: a esta es la no le queda otra que ir con los críos a comprarse ropa. Y mientras ella se prueba, los pibes están corriendo por el local, metiéndose entre los percheros, abriéndole la cortina del probador a todo el mundo. Escuchás los gritos desesperados de la madre que termina saliendo en pantymedias a reprenderlos y meterlos adentro del probador.

Las Adriana Aguirre: estas son las que van a comprar ropa con el dorima al lado. En general, lo estacionan en la entrada del local, al lado del chabón de seguridad, pero en ocasiones lo llaman desde el probador y ahí tenemos que ver como va Ricardo, con la cabeza gacha a asumir la misión que le encomienden. Si la mujer lo manda a pedirle un talle a la vendedora, nos morimos de la penita.

26.6.2014
 

Author: Luciana Faistman

Comediante. Virginiana. Trabaja en oficina y tiene un cadete a cargo. Empezó a hacer stand up en el año 2008, de la mano de Fernando Sanjiao. Participó del primer stand up femenino de Bendita TV, formó parte de dos ediciones del Festival Ciudad Emergente y fue elegida por Mario Pergolini para el ciclo de stand up en el Teatro Vorterix. Tiene apellido de superhéroe.

Stand Up Delivery