Hace un tiempo los reencuentros con ex compañeros del colegio, solían darse un par de años después de terminar el colegio, para luego disolverse como el Nesquik en un vaso de leche y reposar como recuerdos en algún estante de nuestra memoria. Pero la era Facebook se encargó de hacerlos resucitar al mejor estilo George Romero. Estos son algunos posibles casos.

“Crónica de una muerte anunciada”
Este es el pibe que todos sabíamos que iba a terminar mal: o chorro o drogadicto o policía. Este no va a los reencuentros y nos enteramos de su vida porque a alguno le llegó el dato de que lo vieron afanando un chino; o el hermano de alguno lo vió limpiando vidrios en una esquina. La información sobre su paradero nunca es del todo precisa.

“El Panchito Guerrero”
Estos son los que pintaban promesa y quedaron en el camino. Eran excelentes alumnos, jugaban bien a todos los deportes, en primer grado tocaban “Yesterday” con la flauta. Hoy, trabajan como administrativo en alguna distribuidora de chirimbolos, vacacionan en Loma Hermosa y no tienen mucho para contar.

Las “Lorena Paola”
Este es el caso de la “gordita del curso” que en estos 18 años aflojó con el tuby 3 y el tuby 4, se reclutó en un gimnasio, bajó de peso y ahora está bárbara. Estas te van al reencuentro como sea: llueva, truene o haya una invasión zombie.

Las “Britney Spears”
Estas son las chicas que eran las mas lindas del curso y ahora estarían bastante desmejoradas. Te da cierta alegría porque todo lo sentís en retroactivo y entonces, su hoy por hoy culo grande, es como una venganza del destino por no haberte invitado a un asalto cuando estaban en séptimo grado.

Los “Juan Alberto Badía”
Estos eran los más queridos del curso. Con los que nunca nadie tuvo problemas y en general, los que se cargan el reencuentro al hombro: ponen la casa, mandan los mails, piden las empanadas, etc.

[quote_box_right]Te da cierta alegría porque todo lo sentís en retroactivo y entonces, su hoy por hoy culo grande, es como una venganza del destino por no haberte invitado a un asalto cuando estaban en séptimo grado.[/quote_box_right]Los “Steve Jobs”
Estos son los que no tenían nada para triunfar. Nadie les ponía muchas fichas y de repente te enterás de que el tipo es dueño de tres galerías de arte en New York y gana premios en Paris. Y te quedás medio perplejo pensando: “pero si este pibe repitió quinto grado! Qué hice yo todo este tiempo?! Los dos tuvimos a la señorita Patricia en plástica!…qué paso?!”

Los “Maru Botana”
Estos son los que se dedicaron a tener hijos. Cuando les preguntás qué es de su vida, te cuentan sobre sus críos. Te muestran las fotos que tienen en el celular, en la billetera, algún video del pibe revoleando la vitina. Son los que después de la reunión te alcanzan a tu casa y cuando subís al auto es como si entraras a un mayorista de juguetes de Once.

Los “Miley Cirus”
Son los que en estos años pegaron un cambio extremo. Del recuerdo que vos tenías de ellos, no queda ni rastro. Minas que eran tímidas y desgarbadas, hoy son profesoras de pole dance. Flacos que estaban destinados a una tendinitis crónica de tanto hacerse la paja, hoy tienen toda la onda: son instructores de Surf y viven en Cabo Polonio.

Los “Loco por Mary”
Estos son los que van al reencuentro para ver si pueden cerrar una historia de amor con una chica o chico de la que estuvieron muy enamorados. En general, la persona en cuestión está casada/o, está gorda/o o ni siquiera va.

8.5.2014
 

Author: Luciana Faistman

Comediante. Virginiana. Trabaja en oficina y tiene un cadete a cargo. Empezó a hacer stand up en el año 2008, de la mano de Fernando Sanjiao. Participó del primer stand up femenino de Bendita TV, formó parte de dos ediciones del Festival Ciudad Emergente y fue elegida por Mario Pergolini para el ciclo de stand up en el Teatro Vorterix. Tiene apellido de superhéroe.

Stand Up Delivery