Desde hace un tiempo ya que me planteo seriamente como se puede ser mejor cómico y de que forma se puede llegar a ser el cómico que soñamos. A la larga, mi conclusión siempre fue la de no dejar de laburar, de aprender cosas nuevas, de mejorar mi escritura de chistes y de subirme al escenario cuantas veces pudiera. Creo que esa es una solución práctica, pero ¿existe alguna razón de fondo que te convierta en un gran cómico?

Si para mi, ser cómico es simplemente alguien que sube al escenario y habla boludeces, mi material terminará siendo siempre chato. Podre tener mejores o peores remates, podré tener chistes de todo tipo,  pero a mi comicidad siempre le va a faltar esencia. Debemos buscar esa esencia y esa originalidad en algo más que en una técnica. Pero, ¿dónde?

[quote_box_right]Mejorar como cómicos significa conocernos como personas y subirnos al escenario para comunicar algo que sentimos la necesidad de comunicar, hablar de lo que tenemos serias ganas de hablar.[/quote_box_right]Por eso, hacer reír es tan difícil. Porque mostrarle nuestra risa a un cómico, significa mostrarle que estamos de su lado, que lo aceptamos, lo respetamos, confiamos en él e incluso, lo queremos. Los seres humanos en la vida cotidiana no hacemos esto con naturalidad o lo hacemos por vía de una red social.  El público no solo hace eso en vivo y en directo sino que en las caras del resto de los presentes, concordando todos al mismo tiempo y en un mismo lugar que te quieren. A veces tan solo por unos segundos, y a veces, nunca. El dialogo que mantenemos  con el público es único y maravilloso y hasta a veces, diría que misterioso.  Por eso, creo yo que, para lograr aceptación, confianza, respeto y cariño en el público por la mayor cantidad de tiempo posible tenemos que mostrarnos auténticos.

Mejorar como cómicos significa conocernos como personas y subirnos al escenario para comunicar algo que sentimos la necesidad de comunicar, hablar de lo que tenemos serias ganas de hablar. Si nos escuchamos a nosotros mismos y hablamos de lo que tenemos adentro nuestro, no hay forma de repetirnos, de copiar, de caer en lo mismo, porque ese material y ese chiste van a ser únicos, sin importar de lo que hablemos:  de tapitas de gaseosa,  de Dios, o de cagar.

Por eso, reconocernos como artistas no significa sentirnos mejores. Significa sentirnos responsables. Hacer reír es un gran poder y como decía el tío de Peter Parker: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Somos creadores y tenemos que  comprender que hacer reír es valioso y es un enorme servicio que brindamos a los demás. Valorando lo que hacemos y profundizando en nuestras raíces como personas mejoraremos nuestra comedia sin lugar a dudas.

18.8.2014
 

Author: Nico Braun

Comediante, Actor y Cantante. Se presenta todos los Domingos 22:30 en el Paseo La Plaza con TheParados.

Stand Up Delivery