Navegando por la red encontramos un genial artículo de Sara Schaefer, comediante estadounidense, con varios consejos para aquellos que recién comienzan, y posiblemente también para quienes hacen comedia hace varios años.

Sara nos permitió, con gran generosidad, traducir su texto y publicarlo en Stand Up Time. Thanks, Sara!


Consejos para un comediante novato (y para mí)

Por: Sara Schaefer.
Traducido al español por: Pablo Molinari.

Hago comedia desde hace diez años, y supongo que en el camino he logrado un pequeño reconocimiento. Quiero decir, debo tenerlo, ya porque por alguna razón, recibo correos electrónicos o mensajes de Facebook de gente pidiéndome consejos, al menos dos veces por semana, y cada mes parecen ir en aumento. No sé quién envió el memo que dice que yo sé lo que estoy haciendo, pero es halagador pensar que algunas personas creen que tengo todo en claro.

Pero, para ser honesta, yo diría que el 70% de las veces todavía me siento como en la escuela media (siento que no me invitan a ningún lugar, me creo poco popular, desapercibida), y ese es, bueno, mi “problema”. Ese es el pequeño demonio con el que tengo que luchar a diario para poder hacer cualquier cosa y para tomar cualquier tipo de riesgo. Gasto demasiada energía en él, pero creo que todo el mundo tiene algún tipo de hombrecito imbécil viviendo en su cabeza, diciéndoles que no son buenos, y nos hace hacer todo tipo de estupideces. A veces lo puedes callar, y otras veces, él sube el volumen a 11 y llena de diarrea todas tus esperanzas y sueños.

Por lo tanto, a veces me es difícil pensar que tengo algún consejo que valga la pena dar. Pero cualquiera que me conozca sabe que, igualmente, me gusta dar consejos. Debe ser muy molesto, probablemente. Y siempre tengo sentimientos encontrados al respecto. A veces dando consejos soy simplemente yo misma, gritándole a una Sara Schaefer imaginaria, más joven, por no haber armado su rutina antes. A veces soy yo gritándole a una comediante joven que se queja de su increíble trabajo en un programa de televisión a los 23 años, porque no es EXACTAMENTE su “pasión”. ¡Uf, me deslomé yendo a trabajar a ese estúpido bufete de abogados por 5 años, pedazo de mierda engreída! Ninguna de estas respuestas es muy útil, y por eso a veces ni siquiera respondo. Y Dios sabe que sé cómo se siente ser ignorado por alguien a quien admiras, así que eso tampoco es bueno.

Por lo tanto, estoy escribiendo esto, en este día extrañamente calmo de mi cerebro, de modo que, en caso de apuro, pueda enviar a alguien directamente a esta entrada del blog. También lo estoy escribiendo porque son cosas que tengo que decirme A MI MISMA todos los días, para poder seguir adelante en este negocio tan desconcertante en el que estamos. ¡Así que aquí van mis consejos! Para ti y para mí. Si seguimos estos sencillos pasos, podremos ambos ser dueños de nuestras propias (¡pero vecinas!) islas.

1. TRABAJA.

No hay nada más beneficioso para tu carrera, tu estado de ánimo y tu confianza que ¡el TRABAJO! Trabaja duro en cualquier cosa – ya sea el café que estás haciendo para algún imbécil rico, la tabla de excel que tienes que hacer de nuevo, el tweet inteligente que estás escribiendo, el micrófono abierto al que vas a ir, la idea para un sketch que se te está ocurriendo, ese comediante algo molesto con quien estás conversando en el camarín – pero TRABAJA DURO. No te sientes y te quedes preguntándote por qué te han plantado para ir a bailar; cósete tu misma un vestido rosa con ángulos extraños y VE de todos modos. Y no sólo trabajes, trabaja con una maldita sonrisa en tu cara. Deja de quejarte de que tienes que trabajar. ¿Cómo crees que debería ser? ¿Abrir los ojos una mañana y ver de pronto lingotes de oro durmiendo plácidamente a tu lado?

A veces me enojo conmigo misma por algunas de mis elecciones al comienzo de mi carrera. ¿Por qué estuve 60 horas por semana en ese trabajo de mierda, triturador de almas, agotador, calculando daños y perjuicios para casos de fraudes de valores? ¿¡POR QUÉ!? ¡Yo no tenía ningún interés en esa mierda! ¡Qué gran pérdida de tiempo! ¿Por qué no pude simplemente trabajar de camarera y pasear perros, y dedicarle el resto del tiempo a la comedia? Yo hacía la mayor cantidad de shows posible a la par de ese trabajo, y construí mi propio camino a pesar de ello… pero definitivamente fue un camino más lento. Fue lo que sentí que tenía que hacer cuando llegué a Nueva York, pero era muy ingenua. Yo quería hacer comedia, pero no sabía casi nada sobre ella. Nunca había visto un show de stand-up antes de venir aquí. Estaba desorientada y con miedo a lanzarme de cabeza. Por otro lado, el trabajo en el consultorio de abogados me permitió obtener algunos conocimientos de gran valor. Soy muy buena en los negocios ahora. Sé cómo conducirme en un entorno corporativo, la forma de manejar a la gente, y cómo conseguir que las cosas se hagan – y desarrollé la resistencia necesaria para manejar el ritmo y la agenda loca de un show de entrevistas nocturno, y aprendí sobre el nivel de compromiso que es necesario para hacer que éste funcione. Eso me ha ayudado enormemente en mi carrera como comediante de innumerables maneras. Pero de todas formas… probablemente tendrás que hacer sacrificios. Vas a tener que trabajar en algunos puestos de trabajo que odias, por un tiempo, para poder sobrevivir. Es posible que pierdas algunas relaciones personales y un poco de tiempo libre en tu vida para dar cabida a este loco sueño tuyo.

2. VOLTEA LA CABEZA.

Deja de estar tan obsesionado con los demás y con lo que están haciendo. ¡Incluso aquellos que duermen en su camino hacia la cima están trabajando! ¿Sabes la cantidad de energía que se necesita para acechar a los magnates de la industria y saber dónde pasan el tiempo libre, y luego hacerles una mamada a todos? ¡Eso es trabajo duro! Así que deja de mirar a tu alrededor, preguntándote por qué es tan fácil para ese o aquél. No hay dudas de que si alguien está consiguiendo cierto nivel de éxito, es porque ha trabajado para ello. Y nunca es “fácil” para nadie. Cada cual tiene su mierda. Por supuesto, hay un poco de suerte involucrada. Algunas personas lo tienen más fácil. Pero tu suerte llegará. Quizá ni siquiera notas la suerte que tienes día a día. Pero la suerte no es nada si no tienes una ética de trabajo que la respalde. Por supuesto, tal vez no apruebes los métodos de algunas personas, o sus actitudes, pero ellos no se quedaron ahí sentados y mágicamente obtuvieron un especial en Comedy Central. Ellos lo vivieron, lo respiraron, lo hicieron su vida. Quizás sean unos imbéciles que sacan lo peor de tí, pero esa no debe ser tu preocupación. Probablemente no sean tan imbéciles, sino que tú los convertiste en eso para justificar tus celos. La mayoría son tigres, pero tigres de papel.

Una persona muy sabia una vez me explicó que parece como si estuviéramos todos luchando por un pedazo del pastel. Y que no hay suficientes porciones para todos. ¡Pero eso es un mito! ¡No hay una solo pastel! Y, ¿adivina qué? ¡Tu puedes HACER TU PROPIO PASTEL! Cuando llegué por primera vez en Nueva York, estaba obsesionada con, algún día, actuar en el UCB (N. del T.: Upright Citizens Brigade, teatro y escuela de New York). Pero inmediatamente me di cuenta de que me iba a ser difícil. Tenías que ser parte de ella, ir todas las noches a socializar a McManus (¿cómo iba a hacer eso con mi trabajo diario?), y realmente dedicar tu vida a la ESCENA. Esa no soy yo. Yo no hago “escenas”. Me tomó casi un año obtener el valor para SIMPLEMENTE IR a un show de stand up como miembro del público. Yo sabía que entonces iban a poder decir que era una aspirante, ¡y todos se burlarían de mí! Me da risa pensar en ello ahora. Pero era cierto. Yo sentía tanto rechazo por los “Cool Kids”. Yo sólo quería actuar, sabía que tratar de entrar en el grupo de los populares iba a ser una batalla que perdería una y otra vez. Ese no es mi camino. Tal vez sea orgullo, quién sabe. De todos modos, ahora me alegro de no haberme enfocado en tratar de ser parte una “escena” en particular. Me di cuenta que estaba más centrada en mi comedia que en las relaciones sociales, y aunque creo haberme perdido algunos de sus beneficios, he labrado un camino propio del cual me siento muy orgullosa. Como he dicho, siempre voy a estar luchando contra esa sensación de “querer pertenecer”. Es un enorme problema para mí que, probablemente, no afecte a algunas personas, y Dios las bendiga. Voy a obtener lo mismo que ellos están obteniendo. Pero hasta entonces, trato de voltear la cabeza. ¿Actué en UCB y en todos los espectáculos que soñe actuar en Nueva York? Sí. No hay una única forma de éxito, y no dejes que un solo grupo o escena te diga que tienen TODAS las respuestas. Centra tu mirada en las cosas que deseas, pero que no sea tu visión como si estuvieras en un túnel: nunca sabes qué camino al costado de la ruta te puede llevar a esa misma meta.

Nota: esto no quiere decir que vives en una isla y no debes hacer ningún esfuerzo para hacer amigos en la escena de la comedia. Al contrario, haz un gran esfuerzo en encontrar cómicos con ideas afines en los que puedas descansar en busca de apoyo y camaradería. Mis amigos han sido a menudo la parte más crucial para poder manejar todo esto – creativamente, emocionalmente, etc. Encuentra a esas personas – descubre quiénes son sólo amigos y quiénes las personas con las que quieres trabajar (algunos son ambas cosas) – y MANTENLOS CERCA.

3. ENCUENTRA TU DINORA.

Cuando estaba en la universidad, viajé durante 6 semanas a Honduras con un grupo de estudiantes de varios colegios. Nuestro propósito era aprender y servir. Me cambió para siempre por la gente que conocí allí, y por la extrema pobreza que vi, y desde entonces, he estado amadrinando a una huérfana llamada Dinora. Tengo una foto de ella siempre visible en mi trabajo, o en casa cuando estoy trabajando. Ella me conecta a tierra y me recuerda que es SOLO COMEDIA, y que tengo la enorme suerte de haber tenido la oportunidad de ir tras este sueño. Aquí está, ahora tiene 15 años:

A esto me refiero con: “Encuentra tu Dinora”. Encuentra algo que te traiga de vuelta a la realidad cuando tengas un berrinche. Te evitará amargarte, te motivará a seguir trabajando, e impedirá que te conviertas en un monstruo arrogante. Yo no soy Angelina Jolie, ni estoy diciendo que es mejor ir a un país del tercer mundo si quieres triunfar en la comedia. Sólo estoy diciendo que no hace daño tener un poco de perspectiva, y encontrar a alguien o algo en tu vida que te pueda traer de regreso desde el borde de la desesperación mental. ¿QUIÉN ES TU ANCLA?

4. HAZLO EN LA SALA “B”

Cuando empecé a actuar, era la anfitriona de un pequeño show de variedades en un teatro sobre una tienda de pornografía, frente al edificio de la Autoridad Portuaria. Tenía espejos que eran las sobras de un anterior club de striptease. Era repugnante y espeluznante. Una noche, actué sin poner ningún interés. Ni siquiera lo intenté. Luego, al día siguiente, un amigo que también formaba parte del show, me dijo que un cazatalentos de la Fox había estado en el público y que querían reunirse con él. ¡Estaba devastada! Yo no podía CREER que alguien importante fuera a un show tan pequeño como en el que yo estaba. Fue entonces cuando aprendí que siempre hay que, al menos, intentarlo. No desperdicies el tiempo del público ni el tuyo. Si vas a estar en el escenario, APROVECHA EL TIEMPO. Sí, nunca se sabe quién va a estar en el público, pero va más allá de eso. Se trata de respeto a uno mismo. Uno siempre va a tener noches malas. Una enorme multitud, una actuación perfecta… e incluso no poder hacer reír. Pero esa noche aprendí acerca de la sensación de “¿qué pasa si…?”. No querrías dejar el escenario con la sensación de “¿y si lo hubiera intentado?”. Si haces lo mejor posible, entonces, incluso si no sale bien, sabes que al menos pusiste tu mejor esfuerzo. Hay muchas cosas que no puedes controlar en este negocio. Pero PUEDES controlar tu esfuerzo y tu nivel de presencia en cualquier situación.

Lo mismo sirve para cualquier cosa en la comedia: trabajos, audiciones, proyectos, tareas. Especialmente cuando se trabaja con otros. La mayoría de las veces, estamos trabajando en cosas de forma gratuita. A nadie le pagan. Por un lado, hace que hace las cosas tengan un poco menos de presión. Pero eso no significa que no debes tomarlo en serio. ¿Ves esa persona a quien estás ayudando con el video de un sketch el fin de semana? Podría ser tu jefe algún día. ¿Ese chico con quien estás siendo grosero en el teatro? Podría ser dueño de un canal alguna vez. No estoy diciendo que tengas que ser extremadamente adulón. Lo que digo es que debes ser una persona amable, trabajadora y humilde tan a menudo como te sea posible. Obviamente, ser un imbécil funciona para un gran número de personas. Pero yo no soy una de esas personas, y si quieres saber cómo un imbécil logró éxito en su vida, ¡ve a pedirles consejo a ellos! Soy sólo una persona. Agradable o no, dar lo mejor de tí en cualquier situación dada, es definitivamente el camino a seguir.

5. HAZ LO QUE DICE “EL SECRETO”, O ALGO ASI (N. del T.: “El Secreto” es un libro que postula que enfocarse en cosas positivas puede modificar los resultados).

Nunca he leído El Secreto. Pero conozco su esencia básica: imagina lo que quieres, y sucederá como por arte de magia. En cierta forma pienso que es cierto. ¡ESCUCHAME! Cuando tu DECIDES que quieres algo – haciendo realmente una elección en lo más profundo de tu alma – inevitablemente comenzarás a moverte hacia ese algo. Una decisión interna del tipo “VOY a ser un escritor de televisión”, te llevará a tomar todo tipo de pequeñas decisiones que te impulsarán hacia ello. De repente comenzarás a hacer pequeñas elecciones como “No, hoy no voy a dormir, porque tengo que trabajar en algunos chistes”. Tu mente también se abre a las cosas que de otra manera descartarías. “Sí, voy a tratar de conseguir ese trabajo, aunque no es exactamente lo que quiero, o está fuera de mi círculo, etc”. Sé de muchas personas (yo incluida) que han puesto excusas de por qué no intentaban conseguir una determinada actuación – y son todas excusas porque, muy en el fondo de tí, crees que no eres lo suficientemente bueno.

Siempre he tratado de decir que sí a toda audición, oportunidad de empleo, etc, que se me presente. Cuando conseguí mi primer trabajo en comedia, era extrañamente muy alejado de lo que había soñado desde niña. Era anfitriona de un show de música y comedia online para AOL. En ese momento YouTube había recién aparecido y era como, “bueno, es algo”. Pero aprendí mucho, y fue un cambio enorme para mí. Conozco a personas que han rechazado esa oportunidad porque no era TV o no era lo suficientemente “cool”. Pero para mí, fue el camino correcto en el momento indicado. De hecho terminó siendo muy cool. Y me llevó a todo lo demás. A partir de ahí, conseguí un trabajo en el blog BestWeekEver.tv. De allí me dieron el trabajo como blogger principal en Fallon. Dejar Fallon fue una decisión difícil, porque era un lugar increíble y de un trabajo muy intenso. Estaba muy cerca de mi máximo sueño. Dejarlo para escribir en “¿Quién quiere ser millonario?” pudo haberle parecido extraño a algunos. Pero fue la mejor decisión que he tomado. Toqué el techo en Fallon y yo no quiero ser una blogger más. Yo quería ser una escritora, una comediante, alguien que crea espectáculos. Tenía que romper de alguna manera. “Millonario” resultó encajar increíblemente, y el horario era tal que fuí capaz de trabajar en la venta de un piloto en mi tiempo libre. Todo dentro de los 9 meses de haber salido de Fallon. Tengo la suerte de haber tenido algunas personas realmente sabias en mi vida que me ayudaron a ver que este era el camino correcto para mí. Al escribir estas líneas, no estoy segura de lo que encierra mi futuro inmediato. Pero sí sé, luego de todo lo que me ha traído a este punto, que será grandioso.

6. DEJA DE LEER ESTO, SAL Y HAZLO.

Voy a seguir mi propio consejo y terminar de escribir esta mierda eterna y sermoniosa. ¡Vamos a hacer comedia!

Con amor,
Sara

Artículo original (en inglés): http://saraschaefer.com/2012/03/advice-to-a-young-comedian-myself/

23.5.2012
 

Author: Stand Up Time!

Stand Up Time! es un magazine online sobre stand-up comedy, en español. ¡Este que estás leyendo! Además, producimos shows en teatros, y stand up para eventos.

Comentarios

  1. Carol Inturias dice:

    Muy bueno! Sara identifica los fantasmas internos que nos acosan todos los días a pesar de amar la comedia. Gracias Pablo por la traducción..

Stand Up Delivery