Las Categorías de Lucha: Peluqueros

Dicen que lo mejor es tener un peluquero de confianza. Casi más importante que el farmacéutico o el médico de confianza. Nuestro coiffeur amigo sabrá lo que nos conviene, sabrá detener a tiempo nuestro impulso de querer el corte de moda y por sobre todo, sabe dónde está ubicado nuestro remolino. Pero a veces, por el trajín del día a día nos vemos obligados a recurrir a peluqueros anónimos. Eso puede resultar muy peligroso. Aquí algunos peluqueros con los que me he cruzado.