Por Phil Farda

Hacer un espectáculo de comedia requiere muy poco esfuerzo para que sea bueno, o al menos correcto, y sin embargo estoy sorprendido por la frecuencia con la que la gente lo arruina. Se las arreglan para conseguir una buena cantidad de público y después hacen una mierda, mal organizada, un show de 3 horas que empieza divertido y emocionante y rápidamente cae en picado transformándose en una agotadora prueba de resistencia.

¿Por qué sucede tan a menudo? No puede ser intencional. Mi conjetura es que algunos nuevos cómicos, productores, y lugares simplemente no saben hacerlo mejor.

Así que aquí hay 10 cosas comunes que están haciendo que tu show sea una mierda.

1. Iluminación de mierda. Los comediantes son sólo siluetas de pie en una sombra en una esquina, con nada para llamar la atención sobre ellos. A veces hay una luz colocada tan mal que crea una sombra en la cara de los artistas y es peor que si no hubiera nada.

El área del escenario debe estar bien iluminada y debe contrastar con el resto del lugar. Cuando se pueda, debería bajar las luces de la sala lo más posible.

2. El micrófono es una mierda. El cable se sale de la parte inferior del micrófono cada vez que se lo retira del soporte. Los comediantes pasan más tiempo tratando de conectar el micrófono de nuevo que contando chistes. El micrófono inalámbrico crepita al azar y se corta dejando huecos en oraciones, se pierden las premisas y se arruinan los remates. Los cómicos dicen todo el tiempo “¿Está funcionando? ¿Me oyen?” mientras que el padre de alguien trata de averiguar qué está mal.

Es necesario un sistema de sonido de calidad con un micrófono fiable. No puedo recomendar un micrófono con cable en particular, sólo asegúrese de que la maldita cosa permanezca unida.

3. Su pie de micrófono es una mierda. Es como dos raquíticos palos de golf pegados con cinta adhesiva. Hace ruido, traquetea y se está cayendo a pedazos. Lo dejas listo para hablar, y colapsa dejando caer el micrófono. O tienes ese gran pie de micrófono de guitarra con tres patas que parecen pantorrillas de bebé, que cuando lo levantás colapsan, y no pueden volver a abrirse solas, hasta que te das por vencido y lo tirás a un costado. Al diablo con ese pie de micro.

Es necesario un pie de micrófono recto que se ajuste fácilmente y allí se queda. Ya sabes, el tipo de pie que has visto en todas los shows de comedia en televisión toda tu vida.

4. El sistema de sonido es una mierda. Los altavoces crepitan. El sonido es metálico y distorsionado. Suena como si los comediantes estuvieran en el otro extremo del salón a través de altavoces de McDonald’s. Nadie puede escucharlos ya que el volumen es demasiado bajo, o la gente se ensordece porque la voz es demasiado alta.

Es necesario hacer una prueba de sonido antes de que llegue el público. Asegúrese de que todo suena bien y está listo para funcionar antes del espectáculo.

5. Tu espectáculo es demasiado largo. Hay 7 comediantes y cada uno está haciendo 20 minutos y el presentador está haciendo 5-10 minutos entre cada cómico. Luego, a mitad del show se hace un descanso de 20 minutos. Usted, literalmente, castiga en forma brutal a sus clientes que soportan un espectáculo de 3 horas. Cerca de las 2 horas, podrá ver como va saliendo su vida a través de los ojos. La gente se comienza a ir antes de que termine el show y los últimos dos cómicos terminan actuando frente a una sala a medio llenar, a medio prestar atención, con la multitud agotada y murmurando.

Un espectáculo debe ser programado para que dure aproximadamente 1 hora y nunca debe ser de más de 2 horas. Nunca se debe hacer un intermedio. Si se requiere un intermedio por alguna razón, debe ser plenamente consciente de que está empezando desde cero cuando se reanuda. El público tiene que instalarse, concentrarse, y calentarse de nuevo.

6. Los comediantes son malísimos. El novato que tiene sólo tres meses tiene que hacer 20 minutos. Lee descaradamente de un cuaderno y ataca al público cuando el material no conseguir grandes risas. “Váyanse a la mierda, sé que es divertido!”. A continuación, se quiebra en el minuto 12 y en lugar de poner fin a su set, habla de que tiene 8 minutos para el final y de que por lo general le va mejor, durante 8 minutos.

Yo sé que cada cómico tiene que empezar en algún lugar, pero no es una forma correcta. Dele a los nuevos una cantidad razonable de tiempo que puedan hacer. Si usted mismo es el nuevo, el que está subiéndose por primera vez (bien por usted!), entonces al menos evite las otras cosas en esta lista y ofrezca el mejor espectáculo posible. También debería cobrar un precio justo basado en la calidad del espectáculo.

7. El lugar es una mierda. Estás detrás de una mesa de billar en la esquina de un bar. El público se dispersa a lo largo de la barra, la mitad presta atención, la mitad habla de sus cosas. La televisión está encendida en todo el lugar y la gente está jugando a los dardos directamente frente a usted. Si alguien quería ver y disfrutar del espectáculo, simplemente no puede porque hay demasiadas cosas sucediendo y no se puede oír por encima del ruido de las conversaciones y del bar.

La selección del lugar es realmente importante para un buen espectáculo. La gente tiene que estar allí para la comedia, sentados todos juntos y frente al escenario con tan pocas distracciones como sea posible.

8. El espectáculo no comienza a tiempo. Esta es una de mis mayores manías. El cartel dice que la función es a las 8, pero llegan las 8 y no hay nada ni cerca de comenzar. Hay sólo 16 personas, así que espera a que aparezcan más. Ahora son 8:40 y todavía hay 16 personas. Por lo tanto se espera hasta las 9. Usted es un idiota si lo hace.

He aquí por qué odio esta práctica: cuando se retrasa un espectáculo con la esperanza de que aparezca más gente, al mismo tiempo estás castigando a las personas que llegaron a tiempo y recompensando a cualquier persona que se haya quedado dando un paseo a la tarde. Si las personas llegan 20 minutos tarde y ven que el espectáculo no ha comenzado, ya nunca van a llegar a tiempo. Es también una falta de respeto a las personas que puedan tener que conducir cierta distancia, trabajar temprano, o si tienen niños y están esperando que el espectáculo cumpla la hora programada. Aquí está mi regla: usted puede demorar un espectáculo 15 minutos, eso es todo. Eso es aproximadamente el tiempo que se muestran los trailers de otras películas cuando se va al cine, y eso es un montón de tiempo para que las personas lleguen y consigan sentarse. El 95% de las veces si la gente no está allí en los siguientes 15 minutos, ya no van a venir.

9. Las personas están sentadas por todo el puto lugar. Tienes 40 personas, pero no tienes forma de contarlas. Nadie está sentado cerca del escenario y hay como salpicaduras de personas dispersadas por toda la sala de manera tal que no se puede una risa distintiva.

Esto es lo que pasa cuando dejas que la gente se siente donde quieran. Obtendrá 6 grupos diferentes que se sentarán al azar en la parte de atrás. La parte frontal de la sala estará vacía y los cómicos se sentirán como si estuvieran actuando frente a nadie. Es necesario que la gente se siente de adelante hacia atrás en la sala, y tan agrupadamente como sea posible. Si estoy con extraños en la misma mesa, siempre voy a preguntar sus nombres y hacer que nos conozcamos. La base para un gran show se construye desde mucho antes que empiece.

10. Los comediantes culpan al público. El show es una mierda y aún así hay 12 personas fueron a verlo, pero sólo para ser acosados por los cómicos por no participar. “¿Vinieron todos en un solo auto?” “Vengo de agotar entradas la semana pasada y ahora tengo que estar aquí toda la noche!”

Este es otro motivo favorito mío. No se ataca a quienes te apoyan. Deje de decirle a la gente que SI asistió un montón de mierdas sobre la escasa concurrencia. No es culpa de ellos. Se les debe felicitar por ir y darles el mejor espectáculo posible.

Si usted puede evitar estas 10 cosas, puede evitar hacer un espectáculo de mierda al que la gente sólo irá una vez.

3.5.2016
 

Author: Stand Up Time!

Stand Up Time! es un magazine online sobre stand-up comedy, en español. ¡Este que estás leyendo! Además, producimos shows en teatros, y stand up para eventos.

Stand Up Delivery