Encontramos este brillante artículo de JL Caulvin, donde nos da un top ten de cosas que los nuevos cómicos deben hacer.

Va el artículo traducido con el permiso del autor. Thanks, JL!


Lo que deberían estar haciendo los nuevos cómicos

Por: JL Caulvin.
Traducido al español por: Pablo Molinari.

Estoy por celebrar/lamentar una década haciendo stand up, y me acabo de dar cuenta que la mayoría de las entradas en mi sitio que escribí acerca de la comedia tienen un giro algo negativo o cínico.

Seguro que hay problemas y dificultades con el arte y el negocio del stand up comedy, pero tengo la certeza de haber aprendido y experimentado cosas muy positivas. La comedia me permitió ver muchas partes del país (y todas ellas son obesas). He escuchado comentarios racistas tanto en el sur profundo como en el norte superficial. En otras palabras, una carrera en la comedia me permitió tener una rica y gratificante experiencia de aprendizaje acerca de la condición humana.

También me dio grandes conocimientos acerca de cómo, en lugar de ser malo y cínico con los nuevos cómicos, mi experiencia y observaciones acerca de cómo la comedia cambió en la última década podría ser una guía para esos nuevos cómicos. Para que ellos puedan ser más exitosos y evitar la amargura y el cinismo que a veces me invade, aquí van algunas sugerencias para aquellas personas que recién se inician en la comedia o que están pensando hacer stand up (o tal vez incluso algunos veteranos), porque al fin y al cabo: CUALQUIERA PUEDE HACERLO!

1. Poné “Comediante” antes de tu nombre y como tu ocupación en todas las redes sociales.

En otras profesiones tenés que ganarte tu título, o al menos exhibir algún pudor en llamarte a vos mismo algo que aún no te ganaste (como esa cara que pone el podólogo cuando te exige que lo o la llames “doctor”). Bueno, en la comedia no funciona así. Simplemente reclamá el título luego del primer open mic y no lo sueltes. Ni siquiera tenés que ganarte risas, ni que hablar de dinero, para llamarte a vos mismo comediante. Y poniéndolo en tu nombre de Facebook le estás diciendo al mundo que, de hecho, sos un comediante. ¡Como si aún no lo supieran!

2. Referite a tu agenda como “Tour.”

Un tour solía ser una serie de funciones sponsoreadas o al menos una serie de funciones de un significado o tema similar, a las cuales llamarlas tour parecía significar algo. Yo estaría más inclinado a llamar a mi rejunte de actuaciones como una agenda o al menos llamar a esa sección de mi sitio como “calendario de actuaciones”, pero en estos días una agenda es algo que ponés en el Outlook. ¡Sos un comediante! Lo dice en tu nombre de Facebook — así que actuá como una estrella de rock y llamá a tu lista de shows “tour”. La gente te respetará más. Incluso si en ese tour hay una fecha en el sótano de un restaurant de comida mexicana.

3. Tweeteá y usá Facebook “hacia arriba”.

Tratá de retweetear y hacer #FF a tanta gente que esté arriba tuyo como sea posible. Y asegurate de ponerle like a cualquiera que esté significativamente arriba tuyo en el ámbito de las redes sociales. A estas personas más exitosas y/o famosas les gusta ser bien tratadas y te reconocerán por ello. Y recordá, cada vez que una persona con más experiencia o contactos que vos actúa, debe terminar en un “los mataste”, “la rompiste” o “estuviste genial” de parte tuya.

4. Remitite a los cómicos correctos.

Un corolario del número 3, es asegurarte de que sabés a quién alabar y a quién no alabar. Ejemplos simples para comenzar: Louis CK – el mejor y Dane Cook – el peor. Vas a parecer un imbécil que no tiene idea de lo que pasa en la comedia si te salís bruscamente de los límites establecidos por la comunidad de comediantes.

5. Hacé sets largos tan pronto como puedas.

Un comediante (lo dice en su nombre de Facebook) me contó que hace stand up desde hace muy poco tiempo pero que ya estaba haciendo sets de 30 y 40 minutos. ¡SI! Esto es lo que atrae público. Tener 30 minutos es fácil — si podés hablar con confianza por treinta minutos, encontrás un espacio con un micrófono y alguien que te permita hacerlo, ¡voila! ¡Tenés treinta minutos de material! Para qué esperar — ¡tal vez ya estás listo!

6. Comenzá una serie web.

Las cosas pueden no estar saliendo excelentes en tus primeros 5 meses de stand up (y ya tenés un podcast y un blog), así que probablemente es hora de diversificar tu portfolio humorístico. Empezá haciendo una serie vía web. Nada te hará mejor comediante que producir contenido cómico fuera del stand up.

7. Luego de un año, empezá a enseñarle a otros comediantes y a compartir lo que aprendiste.

Una vez que estuviste haciendo stand up por un año, es hora de empezar a compartir tu conocimiento con otros cómicos. Resoplá o reíte entre dientes cuando comediantes más nuevos digan cosas que parezcan arrogantes, y recordales que vos ya tenés experiencia y que sabés de qué trata realmente este negocio (un evento ya te califica como experto). Sin embargo, si estás hablando con un comediante con significativamente más experiencia, asegurate de mostrarle respeto diciendo “vos sabés como es esto”, luego de quejarte con alguien de 12 años de experiencia acerca de cuán enojado estás porque tu carrera se estancó luego de 19 días.

8. Nunca vayas a otras ciudades.

No solamente es un camino poco viable excepto para aquellos trabajadores independientes que ganan bien o para comediantes ya conocidos, sino que tampoco es a lo que te deberías estar dedicando. Hacerlo te ayudaría a tener entre 30 y 45 buenos minutos en mucho tiempo, mientras que quedarte donde estás es bueno para hacer contactos y para crear un set de diez minutos que el grupo de gente que te sigue disfrutará.

9. Grabá un album tan pronto como puedas y vendelo por $5.

Este se lo debo al consejo para comediantes jóvenes que brindó Andy Sandford en su Facebook, que de alguna manera inspiró esta columna:

[pull_quote_center]Ey, si estuviste haciendo stand up por 6 meses y tenés 45 minutos de cuasi-material sin recortar que nadie quiere oír… tenés que grabar y lanzar tu album en iTunes cuanto antes, antes de progresar en el material. En el pasado, los sellos discográficos mantenían a raya a artistas como vos teniendo estándares. Bueno, el futuro es ahora, así que podés venderle el disco a tus fans tal como Louis CK, a quien seguramente estás imitando.[/pull_quote_center]

10. Creá un personaje.

Tu voz y opiniones, Dios quiera, nunca se desarrollarán por completo porque en pocos años deberías estar desarrollando proyectos para televisión y no deberías tener que volver a hacer stand up. Sin embargo, si no vas por ese camino, desarrollá un personaje. Hacé que tu voz suene diferente, o actuá diferente, o sé diferente, incluso si los pensamientos que expresás a través de tu material no lo son. Greg Giraldo está muerto. Pee Wee Herman está vivo. ¿Quién preferís ser?

¡Buena suerte en tu aventura en la comedia, joven comediante!


Update: por si no se entendió, todo el artículo es irónico.

25.3.2013
 

Author: Stand Up Time!

Stand Up Time! es un magazine online sobre stand-up comedy, en español. ¡Este que estás leyendo! Además, producimos shows en teatros, y stand up para eventos.

Comentarios

  1. ale bavera dice:

    Genial artículo. Hay que tener mucha autocrítica y sentido del humor para ser comediante.
    Si te considerás comediante y no pudiste disfrutar de esta cínica oda al principiante, o te falta autocrítica o te falta sentido del humor. Ups.

  2. pato jarabro dice:

    muy copado pablo! lo comparti por mi parte, es reflejo de mis opiniones

  3. Leonardo dice:

    Me encanto… brillante

  4. KARRU dice:

    ya encargué mis tarjetas que dicen COMEDIANTE, ahhhh no para….!!! excelente artículo, sobre todo porque en los inicios uno se concentra en escribir “más” en lugar de mejorar y ajustar lo escrito y mejorar la puesta en escena… lleva a la reflexión, Pablo, gracias por compartir!!!

Stand Up Delivery